sábado, 14 de marzo de 2009

Coraline y la puerta secreta – Una pelicula imprescindible




Coraline y la puerta secreta
Una pelicula imprescindible





Las drogas lo que hacen es inducir modificaciones químicas
que también pueden inducir
la soledad,
el silencio, la abstinencia, el dolor, el miedo.


Antonio Escohotado




Acabo de volver del cine. Hacia muuuuuchos años que una pelicula no me dejaba en este estado de impresion? fascinada? preocupada? admirada? esteticamente maravillada? infinitamente capturada?


La pelicula, Coraline y la puerta secreta. O tambien traducida bajo el acertado titulo de "Los mundos de Coraline".


En apariencia, un film de dibujos animados muy a lo “Tim Burton”, pero en esta ocasion dirigida por Henry Selick y basada en un libro (libro p-e-r-f-e-c-t-o) de terror para chicos escrito por el britanico Neil Gaiman.








Los dos mundos de Coraline


La pelicula relata la vida gris, aburrida e insatisfecha de Coraline, una niña activa, valiente, y curiosa que vive con sus padres -unos simples mortales preocupados por llegar a fin de mes con sus salarios,  siempre capturados por las mediocridades de sus trabajos, y con un obvio escaso tiempo para prestarle atencion a su hija- una imagen que remite al espectador casi de inmediato a la situacion de una tipica pequeña familia de sectores medios a los que siempre parece estar por morderles los talones la proxima crisis del contexto economico-social en que se encuentran. Coraline y su familia se mudan a una casa de aspecto siniestro y descuidado. En ella, Coraline halla una habitacion con una pequeña puerta en una de sus paredes. Movida por la curiosidad y acompañada por una extraña muñeca de trapo (identica a Coraline, pero de tela y con llamativos ojos de botones), Coraline entra por la puertecita a un mundo duplicado, identico al que vive, pero lleno de colores, confortable, con abundancia de comida y dulces, y unos padres identicos a los verdaderos pero complacientes, calidos, con tiempo para jugar, siempre atentos a sus solicitudes, y sobre todo, dispuestos a hacer realidad todos sus deseos de modo tal de hacer su vida placentera. Un detalle: sus “otros padres” no tienen ojos reales, sino botones cosidos en su lugar.

Con ayuda de una llave magica y unos ratones idem, Coraline entra y sale de ambos mundos varias veces, aunque cada vez se encuentra mas frustada por lo que halla en el mundo real al regresar a este. Coraline pasa de alternar entre los dos mundos a decidir irse por un tiempo al mundo duplicado-placentero. El pasaje entre ambos mundos lo realiza moviendose (gateando) por una especie de ducto tubular. La cosa se complicara cuando la aparentemente "madre ideal duplicada" le exija a Coraline perder sus ojos y coser en su lugar los botones como condicion para permanecer en aquel mundo placentero. A partir de alli, la niña debera luchar con el inmenso poder de la madre ficticiamente “benigna” quien en realidad se revela como una bruja que ya ha quitado el alma a otros chicos/as que, al igual que Coraline, vivian infelices e insatisfechos. Advirtiendo ya el peligro de la situacion, Coraline deseara volver entonces a su mundo real al descubrir que detras del los colores y bellezas sensoriales de ese mundo de placer no hay absolutamente nada. ¿Que activara su angustia a estas alturas? El hecho de que tal vez sea tarde para emprender el regreso al mundo real.

Un gato negro que pasa de un mundo a otro sin perder sus ojos reales, y que aconseja a Coraline con sabiduria, acompañara a la niña en sus enormes esfuerzos por tratar de “zafar” del terror cada vez mayor que se desata en el mundo placentero. El terror alli se incrementa de manera proporcional al paso del tiempo junto con el mayor poder que simultaneamente va adquiriendo la madre-bruja de las agujas (pues la madre ficticia, ya desenmascarada como despiadada hechicera, es en verdad una especie de araña hecha de agujas). What a nightmare!!! Para ver como se “desenlazara” esta historia, bueno, habra que ver la película. Hasta aca, mi resumen de lo que el film exhibe como nudo en su trama.


Mas alla de los efectos visuales, mas alla de la perfeccion con que cada personaje es finamente retratado, mas alla de ser una extraordinaria puesta en escena de un no menos extraordinario libro aterrorizante para niños/as, Coraline y la puerta secreta es mucho mas que un mero film animado exquisitamente con la estetica de lo siniestro…










La trama detrás de la trama

Durante los primeros minutos de la historia, confieso que me entregue a “simplemente estoyenelcineconmishijasmaschicasaviendounapelimasdeesasparachicos”. Con el correr de la historia, empece a percibir una cierta construccion estetica muy entre onirica, psicodelica y alucinatoria. Visualmente el mundo perfecto-ideal en que Coraline, por curiosidad y obvia frustracion por su vida cotidiana real, se introducia era de ensueño... pero de un ensueño tan bello como innatural.

Al poco rato percibi –por la insistencia de la imagen de las agujas, probablemente, como primer elemento muy llamativo- que la pelicula tenia un sentido referido al abuso de sustancias, particularmente al consumo intravenoso de heroina/metadona y morfina. Muertes por sobredosis de esta sustancia crecen en los EEUU y Europa año tras año, la edad de consumo ha bajado hasta alcanzar a la llamada “poblacion infantil”, y se ha incrementado su uso en las poblaciones demograficas correspondientes a los suburbios y zonas rurales. Un informe de 2008 de la Comision Europea, destacaba ya por ese entonces que la heroina seguía siendo el principal y mas grave problema de drogas que debe enfrentar la UE (los cultivos de adormidera de Afganistan –proveedor principal de la UE- habian producido cantidades record entre 2006 y 2007). Siendo extremadamente difícil dar con un calculo exacto del número de heroinómanos en Europa, se calcula que en la UE y podria haber entre 1,3 mill. y 2 millones de consumidores de derivados del opio (morfina y heroína) y drogas sintéticas con efectos similares. Dadas estas cifras, las muertes –tanto las producidas por sobredosis como las que se producen por problemas derivados de la poderosa adiccion a estas drogas duras- se contabilizan anualmente en miles. Miles de jovenes muertos… que alguna vez fueron niños/as… como Coraline.









El negativo de la fotografía ideal 

Vuelvo, entonces a esta impresionante pelicula. La riqueza de elementos acerca “de los cuales seguir pensando” que aporta este film podria resumirse en tres o cuatro tematicas, todas incomodas y urticantes para las moralidades que gozan de propagandizar las bondades del los valores tradicionales. Si quien esta leyendo estas reflexiones se encuadra dentro de los partidarios de las logicas de adaptacion y correccion social, sugiero interrumpir la lectura de lo que sigue.

La pelicula trabaja, a mi criterio, estos cuatro ejes interactuantes:


1) La exigencia y sujecion que implica entrar en la “normalidad social”

2) Las complejidades ocultas e invisibilizadas socialmente de la relacion madre-hija

3) De como la curiosidad no siempre implica necesariamente "aprendizaje"

4) Los microscopismos subjetivos que se gatillan en el consumo de drogas llamadas “pesadas”



Veamos entonces.

La pelicula es inquietante, al menos si pensamos que Coraline es apenas una niña que no se siente dichosa en su mundo real, y que en apariencia y por un rato, “supone” “cree” “ilusiona” que existe un mundo mejor, colorido y feliz al que acceder a costa de … perder sus ojos. Nada menos que los ojos!!! Los ojos, el mirar, simbolos de la principal fuente de acceso al conocer, al apropiarse cognitivamente del mundo. La mirada propia es lo que le es exigido a Coraline sacrificar para poder “pertenecer” al mundo de los buenos-amables-felices-dichosos-idealizados. En lugar de sus propios ojos, ella debera aceptar coserse botones (objeto fijo, similaralizante, igualizador, objeto hecho en serie que lo vuelve a quien lo acepta uno mas en la serialidad humana) y asi pertenecer al mundo feliz. A los fines adaptativos, la sociedad "normal" exige perder la propia mirada, entregar el propio pensar a los criterios que fija un Otro desde la autoridad, y empezar asi el camino de “ver” la vida a traves de lo mandatado socialmente como correcto y aceptable. Coraline se rehusara a ello, pero debera luchar contra el despiadado poder autoritario del personaje de la bruja (a traves de quien toma cuerpo la capacidad de quitar lo singular de la libertad, de hecho es este poder encarnado en la bruja el que se encarga de coser los botones y dibujar falsas sonrisas a los sujetados sociales que viven en ese jardin de delicias ficcionales). La bruja -representacion de lo brutal que puede ser cualquier maquinaria igualadora al tratar de imponer a todos sus sumisos ingenuos servidores la farsa de sus ensueños imposibles- esta dispuesta a usar todos sus recursos y violencia para forzar a Coraline a ser “una mas”, una mas en el rebaño del pseudomundo ideal. Este mundo de los felices y adaptados se revelará, finalmente como lo que es: un mundo de muertos. La muerte es la que finalmente revela la entera ficcion que constituye esa "oferta" de idealidad. Y con la muerte ha de morir lo más individual de cada quien, pues previo a ella, la máquina de autoridad ya se hubo de tragar la libertad de decidir responsablemente. Decidir vivir fuera de la igualación ficcional del mundo ideal exige a quien ose desafiar tal trampa, una fuerza de voluntad extrema para poder “seguir siendo” quien uno en realidad es. Y aun intentado con uñas y dientes desujetarse y salir de esas ficciones, la empresa de la liberacion puede ser todo un fracaso. La libertad y sus batallas no nos ofrecen jamas la garantia del exito final.

Que decir de las familias duplicadas y sus respectivas caracteristicas? La familia real de Coraline, disfuncional por cierto (qué grupo con intensas interacciones emocionales cotidianas no lo es en algun grado...) es una imagen nitida de las familias neuroticas standard. La chiquilla alcanza a entrar y experimentar el borde-frontera que marca pasar de una estructura familiar neurotica a una imagen alucinatorio-psicotica donde la Ley esta encarnada (literalmente) y no hay posibilidades de escapar. Y recordemos que “ver” lo ficcional del mundo con los botones de la psicosis, implica contemplar un mundo que se deshace en sus arbitrariedades y sinsentidos. Ver desde esta perspectiva psicotica la realidad, se paga perdiendo la razon, o sea, enloqueciendo, o incluso muriendo.










El gato nietzscheano

Sin embargo, como una especie de personaje salvífico crucial hay alguien que no pertenece ni a la neurosis de la familia ni al mundo alucinatorio de las agujas. Es un personaje que se encuentra en las antipodas del esclavo-adaptado social. Es el gato. Imagen autonoma de aquel que se gobierna a si mismo, alguien que puede pasar de un mundo a otro sin dejar empeñada jamás su libertad a cambio de nada ni de nadie.

El gato pertenece al mundo gris, y de hecho vuelve a ese mundo donde la felicidad se escabulle por todos lados, por saber que precisamente en ese, solo en ese y no en el otro mundo, puede llegar a uno a ser lo mas autentico que se pueda ser. Es en el mundo gris donde, finalmente, existe la chance de hallar -cada tanto- pequeñas porciones de colores para acuarelar la vida y darle tonos mas plenos.  El gato es practicante del nietzscheano “amor fati”, del abrazar aquello del destino que no podemos voluntariamente cambiar. Gracias a esta fina postura existencial, el gato puede "bailar la que tenga que bailar" en la circunstancia eventual que le toque atravesar, y no por ello es un resignado: es un practicante del pathos de la distancia y un ser activo con respecto a la circunstancia existencial que tenga que vivir.

El gato posee su propia sabiduria –solitaria, singular, individualista- pero a su vez sera él quien colabore solidariamente en las peleas que Coraline debera enfrentar si decide no normalizarse, no perderse en la adaptacion desingularizante, no dejar de ser quien ella es, ni enloquecer en la locura del pseudomundo alucinatorio. El gato es un Espiritu Libre cooperativo que acompañara a Coraline en sus derroteros libertarios.

Ademas del gato, seria injusto no mencionar tambien el personaje de Wybie Lovat, un chico que tambien se duplicara y terminara simbolizando el valor de construir una amistad, la importancia de dejarse acompañar en las desventuras, y las nada sencillas operaciones afectivas que implica la aceptacion de andar por la vida sabiendo que existe un "par", un buen compañero que estará en las buenas y en las malas.










Cielos e infiernos entre madre y hija...

Que las relaciones madre-hija son particular y especificamente complejas, ya lo han destacado y trabajado varias psicoanalistas y especialistas en cuestiones de genero. No sera entonces mi intencion redundar sobre este punto desde la citada optica. Me interesa, si, destacar que la pelicula se introduce en los aspectos “politicamente incorrectos” de lo femenino, y por ende, de las mujeres entre ellas, y asi entonces, de lo sombrio que existe en la relacion entre las madres y sus hijas mujeres.

La madre, como mito, es severamente desmitificada y mostrada en sus aspectos mas ocultables e incomodantes para la valoracion tradicional. La alternancia entre la dulzura y los ataques de ira, la mentira de jugar a la sobredulcificacion como representacion del Bien femenino, los malhumores semiconstantes que echan por tierra el ideal de paciencia y entrega maternal, la incapacidad para escuchar con afecto-tiempo-comprension lo que una mente pequeña y aun en formacion necesita expresar, la dificultad para entregarse mansamente a un tiempo ludico comun con su hija Coraline, su desprecio por cocinar, la marcada inmersion en el trabajo-profesion-actividad sin manifestar culpa por ello, los diarios modos elocuentes con los que dia a dia la niña es considerada más como un estorbo que como un ser con necesidades existenciales propias a las que se debe atender, in summa, en la madre real de Coraline aparece sin mediaciones justificadoras la otra cara de lo maternal. Todo lo que las mujeres-madres no muestran socialmente de sí mismas, todas sus miserias humanas, todas las malfunciones de un rol historicamente idolatrado hasta la santificacion, todas las facetas mas alejadas del cuento de la “incondicionalidad” femenina frente a los hijos, todo esta alli... y estalla ahi.

Logicamente, esta madre, que sin llegar a ser fria es por momentos distante o desatenta, no es mostrada como “mala” (en esto la pelicula es cuidadosamente “poco moralista”), sino como una mama del siglo XXI, preocupada por trabajar, pagar el uniforme del colegio de la hija, enojada con la incomodidad de lidiar con varios roles simultaneamente, sabiendose co-responsable de las ventajas o penurias economicas de la familia. Sin embargo, existe en esta madre un gran merito que muchas otras madres en situacion similar tienden a extraviar: la mamá de Coraline sabe y puede decir “Noes” a su hija. Cuando Coraline la desafia con esa firmeza y decision que solo la infantil arrogancia tiende a exponer para lograr salirse con la suya, la madre dice y mantiene el "No". Poner en espera los deseos inmediatos de la niña hace que Coraline deteste a su madre casi constantemente. En contrapartida, la madre ideal del mundo placentero, tiene el “si” facil, es complaciente, empalagosamente dulce y… aunque oculta a un monstruo despiadado dentro de si. Al respecto, el gato sapiente advierte a Coraline, tempranamente, que esa madre perfecta y “normal” (???), puede que la quiera… comer!!!! Esto aterra a la niña, pues como seria posible que alguien tan atento, amable, amoroso, amante de la perfeccion de los roles… devore a otro ser???!!!!! Y menos a… una hija!!!!!??? Pues me temo que las madres demasiado devotas de la normalizacion, efectivamente, tienden a cometer una suerte de canivalismo existencial con las vidas autonomas de sus hijas, comiendose los sueños de diferenciacion de estas, y por ende, haciendolas entrar al aparato de la normalidad social con una sonrisa canibal en sus bocas.










Cuando la exploracion pone en riesgo de vida


He escuchado muchas veces, en el discurso de pedagogos autoproclamados "progresistas", que estimular la curiosidad de los chicos es altamente positivo para el desarrollo de la inteligencia. Coincido en este concepto, y sigo pensando que asi es. Pero tambien considero que la curiosidad sin sentido de la autoproteccion, sin red, con escaso soporte afectivo y poca voluntad de dialogo, y sin cultivo de lo que implica la responsabilidad ante las consecuencias de la ciertas exploraciones, entraña peligrosidad. Sobre todo, tratándose de niños, e incluso de adolescentes.

Mantenerse en equilibrio entre estimular la curiosidad (y la experimentacion a que esta conlleva) y contener-guiar acerca de los aspectos riesgosos que esas mismas experimentaciones pueden traer, es extremadamente dificil para los padres. Muchos creen estar al tanto de las vidas de sus hijos, cuando en realidad son informados de un porcentaje infinitesimal de lo que ellos estan experienciando. Los hijos nunca transmiten el real caudal de vivencias por los que van atravesando el mundo al que se abren como individuos. Si el crecimiento entraña una cada vez mas creciente autonomia de los hijos/as, ese aumento en sus autonomias como seres independientes es directamente proporcional a la perdida de control sobre sus vidas por parte de los padres.

Pero me gustaria destacar que, al menos en la perspectiva que pone en visibilidad la pelicula, existen riesgos inherentes al ejercicio de la curiosidad completamente abierta, incluso si esta tiene que ver con “aprendizajes propios de la vida”. Particulamente tengo una clara postura a favor de la despenalizacion de las drogas para uso personal. Argumentar esta postura dara para otro post. Pero me gustaria recordar que el film esta basado en un libro escrito por un britanico, ciudadano de uno de los paises que mas complejamente debe enfrentar el problema del consumo, adiccion y muerte de jovenes por drogas inyectables. Si las campañas de prevencion convencionales han demostrado ser casi siempre impotentes en terminos de presentar el problema de las adicciones y sus peligros de manera realista y pedagogica, este film deberia ser considerado como una de las mejores herramientas para debatir con chicos acerca de los terribles desastres que drogas como la heroina puede producir. Por que? Porque Coraline y la puerta secreta puede ser vista como una metafora del abuso de sustancias peligrosas. Coraline vive en la grisura de un mundo en el que siente que no es escuchada, un mundo con padres pero paradojica y simbolicamente, casi sin ellos.










Un mundo en-medio del mundo

El mundo de Coraline la frustra, la hace sentir infeliz, sola, por momentos desafectivizada y muchas veces enojada con la situacion vital que le toca afrontar en su existencia real con esos padres reales. Una llave y una puerta “magica” aparecen (podria tomarse a ambas como el simbolo de una sustancia aliviadora o directamente “salvadora”, desde una mirada demasiado convencional, pero descartando esta interpretacion, bien puede decirse que simplemente Coraline es curiosa por saber de que se trata eso nuevo, tentador, llamativamente invitante que se abre con una llave intrigante). Y así Coraline “entra”, ingresa, por la via de la curiosidad y a traves de ese ducto-vena-tubo, a otra instancia sensorial.

Ese otro mundo es fascinante en los primeros momentos: se le presenta como un experimentar reconfortante, placentero, bello, bueno, agradable. Coraline descubre otro mundo dentro de este. Y no es un sueño (la niña les trata de explicar, en vano, a sus padres lo vívido de la experiencia y es conciente de que no es una produccion onirica). Tampoco es lo real (pues si fuera “real” no habria alli el componente de placidez arrolladora ni de placer supremo que justamente fallan-faltan en su cotidianeidad agrisada). Es un en-medio.

Lo que en principio es curiosidad, rapidamente es deseo de “otra vez”, y “de nuevo”, y “ir por mas”, por eso Coraline toma la llave y decide entrar –ahora si- bajo su total y completo deseo hacia el otro mundo de los placeres donde los deseos se cumplen como por arte de magia. Poco despues descubrira que el mundo placentero deviene creepy atmosphere. Irrealidad, terror, perdida de la libertad, sensacion de encierro de la voluntad, miedo a no poder retornar a lo que ahora sentira como “infinitamente necesitado” mundo de la realidad.

¿No son acaso casi todos estos los sintomas de no-retorno que manifiesta discursivamente y en su cuerpo un adicto a drogas duras? Las agujas, antes pasaporte al bienestar, ahora son amenazantes, y Coraline debera luchar contra ellas. Ella debera derrotar al poder desvitalizador de las agujas que quieren “coserla”, fijarla, engullirla en el mundo de pseudoplacer que rapidamente deja de satisfacerla como sí lo hacia en un principio. Los otros chicos con los que Coraline se cruza en su viaje por el mundo de las agujas y los botones, o estan mas capturados que ella (ya tienen los ojos “fijos”, sin vida, que en la historia son representados por los botones sustitutos de los ojos) o… ya han muerto. Son los que ya han perdido la batalla contra Thanatos justamente los que le advierten a Coraline que está corriendo un grave peligro por estar “del otro lado” de lo real. Si, porque no todos pueden ni podran sobrevivir en su batallas contra el poder de las agujas, ni tendran suficiente tiempo de vida para recorrer dificultosamente las sombrias instancias de retorno del ducto-vena hacia lo real. La muerte y sus jóvenes muertos son la mayor fuente de advertencia y prevención que Coraline percibirá aterrada como presagio de lo que puede acontecer si no emprende una decidida lucha por abandonar el mundo-agujas.










Pensando las drogas out-of-the-box


Hay mucho mas para devanar de la trama de este film.
Pero espero que cada quien pueda pensar a partir de estas ideas su propio modo de aproximarse a Coraline y sus enseñanzas vitales.

Un deseo que me desperto esta pelicula: ojala este film fuera pasado como cine-debate en las escuelas. Pero se necesitara de una mirada mas –mucho mas- amplia que la solemos tener en nuestras sociedades politicamente correctas para incorporarlo como tal y hablar, sin disfraces ni palabras incomprensibles sobre las adicciones con los chicos y los jovenes.

Creo que, lamentablemente, estamos a años luz de poder debatir en terminos verdaderamente preventivos sobre este tipo de problematica con la poblacion potencialmente en riesgo que son nuestros chicos y nuestros jovenes.

Nuestras y nuestros Coralines merecerian el esfuerzo de que seamos adultos, parresiastas y sinceros en los enfoques que deberiamos transmitirles. Sin mentirles. Sin ocultar la parva de adicciones a sustancias legales con las dia tras dias las madres y padres tapan pastilleramente sus malestares, los padres beben para soportar las presiones, los tios se embriagan o humean los fines de semana, las abuelas se sedan para soñar con los deseos incumplidos.

Honesticémonos: vivimos en un mundo cargado de adicciones, adictos... todo esto entre hipócritas negadores de sus propias adicciones (sean estas a sustancias legales o prohibidas).

Desde la insinceridad moraloide, las filas de heroinomanos no haran mas que engrosarse, dibujando mundo irreales placido-aterradores con la punta de sus jeringas. Y los ejércitos de niños, adolescentes y jóvenes seguirán muriendo en esta guerra que impone igualacines mortíferas por vía intravenosa.

Sigamos pensando sobre todo ello, y sigamos atentos a este tipo de peliculas valiosas e imprescindibles como Coraline y la puerta secreta. Para muchos banalizadores del cine animado infantil, una simple pelicula mas... desafortunadamente el mundo está lleno de idiotas que no logran mirar más allá de la superficie, ni siquiera cuando van al cine con sus hijos.







            __________________________________________________________________



4 comentarios:

Anónimo dijo...

Gabi excelente todo lo que escribiste me ayudó mucho para comentar más afondo la película con mi hija, ella tiene 7 años y me pidió que la viera debido a que le gustó y hubo cosas que llamaron mucho su atención, estuve buscando en internet comentarios sobre la película y aqui en tu blog encontre más de lo que buscaba, GRACIAS. Alicia Palacios

Gabi Romano dijo...

Pues, de nada Alicia. Me alegra que hayas encontrado por aqui algunos caminos de interpretacion -no usuales, tal vez- sobre esta extraordinaria película. Ojala muchas mamás como vos tengan la inquietud de pensar acerca de las películas que ocupan el tiempo de recreación de nuestros/as hijos/as. Es importante seguir siendo pedagogas de nuestros chicos además de leales compinches de sus gustos y diversiones. Un abrazo!
Gabi R.

infinito84 dijo...

Impresionante análisis, nunca pensé que se pudiese encontrar todo ese trasfondo a una simple película de niños, te felicito, agregado el blog a favoritos, y ya le envié tu análisis a un amigo gestor infantil, para que un encuentro trate la película en Colombia.

Patricia Delaloye dijo...

Gabi:vi la referencia hoy en tu muro mencionando este análisis a Lore Ledesma.Vi esta película con mi hija hace un par de años, como "vamos a ver una juntas" y, me pasó,lo recuerdo ahora leyendo esto que me quedè con ese trasfondo vislumbrado en algunos aspectos de los muchos que vos tan profundamente clarificador exponès.
La agendo para reverla, imprimo texto y comparto por tramos en facebook, blog y pàgina y donde pueda!!
me reintegro esta emana en tareas pasivas en Biblioteca de la escuela donde concurre mi hija.No serán pasivas para mi, tengo varios proyectos. entre ellos proponer ver pelìculas con los docente,esta serà una seguro.Gracias por dedicarte a estos análisis y enfoques de modo tan encaminador, orientador y valioso para esta labor de madre, docente y espectadora de cine.Un abrazo enorme .Pat.-